CHILPANCINGO, Gro., 16 de octubre de 2014.- En el marco de las movilizaciones del magisterio disidente, este jueves un contingente se trasladó a la caseta de Palo Banco, en la Autopista del Sol.

En punto de las 11:40, los profesores se apoderaron de las casetas de cobro, en la que pidieron una cuota a cada de vehículo que circulaba hacia el puerto de Acapulco y la ciudad de México.

Los manifestantes, cubiertos del rostro, también entregaron volantes a los conductores donde explican las causas de su movimiento en Guerrero.

Un profesor, cubierto del rostro, con un tubo destrozo las cámaras de video que se encontraban en el techo de las casetas de cobro.

Una patrulla de la Policía Estatal intentó pasar la caseta, pero fue pintarrajeada y optó por regresar a Chilpancingo.

Los manifestantes permanecieron por más de seis horas cobrando el peaje sin que alguna autoridad lo impidiera, lo que algunos conductores calificaron como un robo.

En Chilpancingo, jóvenes de Ayotzinapa realizaron labores de limpieza en las diversas avenidas de la ciudad.

Para este viernes se espera una mega marcha en el puerto de Acapulco, y con ello un severo caos en las calles y avenidas.