CHILPANCINGO, Gro., 18 de noviembre de 2014.- Este martes tomarán muestras de sangre a personas que perdieron familiares desde el 2012 y que a la fecha no tenen noticias de su paradero.

Hombres y mujeres, habitantes de Iguala, llegaron al sótano de la Iglesia de San Gerardo, en donde la organización civil Causa Forense Ciudadana realizará las pruebas de ADN para compararlas con los restos que han encontrado en las fosas clandestinas en las últimas semanas en Cocula e Iguala.

Explicaron los familiares de que nunca denunciaron la desaparición de sus parientes por temor, ya que mucha gente ha sido secuestrada o levantada y nunca más los vuelven a ver.

Al lugar llegó también personal de genética de la PGR y Funcionarios de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del gobierno federal para prestar ayuda legal y psicológica.

Julia Alonso de Causa Forense Ciudadana, dijo que esta iniciativa se realiza después de que en Iguala encontraron decenas de fosas clandestinas con un gran número de restos humanos, por lo que se pretenden realizar alrededor de 500 pruebas de ADN, también se realizará un banco de datos para determinar el número de desaparecidos en ese municipio.