ACAPULCO, Gro., 9 de abril de 2014.- Inconformes por los bajos salarios que perciben, agentes del ministerio público, auxiliares y secretarias, así como algunos policías ministeriales, se concentraron en la fiscalía regional del sector central para hacer patente su inconformidad.

Unos 40 trabajadores de la Procuraduría General de Justicia de Guerrero (PGJE) en Acapulco realizaron una reunión en las instalaciones de la fiscalía debido a las bajas prestaciones que perciben.

A las 09:00 horas, los trabajadores realizaron una reunión a puerta cerrada donde expresan su molestia por los bajos salarios y el riesgo que representa su labor, pero acordaron no suspender labores.

Los inconformes, quienes se reservan sus nombres, se concentraron en las instalaciones de la Fiscalía Regional ubicadas en la colonia Progreso.

Sólo se ha informado que exigen incremento salarial de 40 por ciento.

Los inconformes se concentran en el acceso a la fiscalía a las 10 de la mañana, pero no portan ninguna pancarta o manta donde reseñan sus demandas.