CIUDAD JUÁREZ, 7 de mayo de 2016.- El traslado de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo al Cefereso Número 9 en Ciudad Juárez, no le representa ningún riesgo al estado, afirmó el gobernador César Duarte.

De acuerdo con el Diario de Chihuahua, el mandatario estatal aseguró en rueda de prensa en Ciudad Juárez que “por lo contrario, es un reconocimiento a los avances sólidos en materia de seguridad que tiene el estado”.

César Duarte señaló que el cambio del Altiplano a un penal de la entidad es una muestra de la confianza que se tiene en las instituciones del estado y la buena coordinación de las instituciones federales y estatales.

El mandatario estatal añadió que la medida habla bien del sistema penitenciario del estado y del ambiente que hoy se vive en Chihuahua.

Sigue la nota aquí.