ACAPULCO, Gro., 8 de diciembre 2015.- En el cuarto día de entrega de televisiones por parte de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), continuó la desorganización y la inconformidad de los beneficiarios.

El señor Guillermo Pérez de la colonia Constituyentes, cuestionó la forma en que se realizó el proceso de entrega de televisiones a los adultos mayores, ya que a la mayoría por la edad se les dificulta transportarse desde sus colonias al Centro Internacional Acapulco.

“Mucha gente viejita, ¿Por qué de 90 años va a venir hasta acá? Mi esposa está adentro, tampoco ha salido, pero yo digo, ¿Por qué no les dan un bono o un ticket a las personas mayores de 75 años para que vengan sus hijos a recoger el aparato? No hay organización”, manifestó.

Asimismo, hay quienes, desesperados por esperar tanto, decidieron salirse de la fila y regresar a sus casas para ya no volver.

“Estoy desde las 6 de la mañana y mire qué horas son. Ahorita dijeron que definitivamente ya no iban a abrir la puerta. Ya mejor me voy a retirar, tengo como siete días detrás de eso, ya estoy grande, tengo 77 años ya no aguanto esto, prefiero mejor ya quedarme sin ver nada”, expresó la señora Rosa Bernal de la colonia Renacimiento que a paso lento se retiraba del recinto.

Personas que llegaron al centro de convenciones desde las 4 de la mañana indicaron que tuvieron que darle tres vueltas al lugar para poder acceder a la sede, sin ver mucho avance.

“Estamos desde las 5 de la mañana y hasta ahora, son las 3 de la tarde y no hay mucho avance pues y hay gente que se está metiendo, no respeta la fila más que nada. Llega tarde y no respeta la fila y aquellos compañeros de la puerta los están dejando meter”, expresó el señor Norberto Mendoza de la colonia Renacimiento.

Los inconformes denunciaron que hay personas que les tocaba ir otro día a recibir su televisión y se metieron a la fuerza al lugar.

 “Yo si estoy molesta la verdad, porque no están respetando las fechas por Dios. Dijeron que es sólo una fecha y están haciendo una revolución, ¿Por qué no respetan? Deben de respetar”, expresó la señora Griselda Cortés Muñoz.

Por el acumulo de personas al lugar, las autoridades decidieron cerrar la puerta con la justificación de que ya se había llegado al límite de entrega de televisiones por día, causando molestia entre las personas que se encontraban afuera del acceso, quienes gritaban que los dejaran entrar.

Ante esta situación, el delegado federal de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Armando Soto pidió se reabriera el acceso con la condición de que la gente pasara de manera ordenada; petición que hicieron caso omiso ocasionando empujones que originó, como informó Quadratín Guerrero, una estampida humana.