¿Prueba superada?

La primera fase de la evaluación para determinar nivel de conocimientos y capacidades profesionales del magisterio nacional concluyó con éxito casi total. Participó el 86.2% de los profesores inscritos para la prueba –se presentaron 131 mil 556; dejaron de hacerlo 20 mil 452. Por eso el “casi”.

El titular de la SEP está satisfecho, aunque persistan “prietitos” en el arroz.

Chiapas, Guerrero, Michoacán y Oaxaca, enclaves dominados por la CNTE, son polvorines y por tanto seguirán recibiendo tratamiento de shock. Ni el discurso guerrero del secretario Nuño, ni la amenaza de sanciones a profesores rijosos han hecho doblar las manos a los violentos.

Los resultados de la evaluación en las cuatro entidades conflictivas fueron magros. Sólo acudieron 8 mil 587 profesores, la mitad de los que debían –esperaba la SEP a 17 mil.

La marcada ausencia de profesores centistas demuestra que la guerra por la reforma educativa aún no ha sido ganada.

¿Qué hará Aurelio Nuño –en mancuerna con los gobiernos estatales– con aquellos “duros” tan resistentes?

Por lo pronto, el titular de la SEP se cobra el desaire al no acudir al debate público convocado de manera unilateral por la CNTE para debatir la reforma educativa. Los “rebeldes” acusan cerrazón del funcionario federal. Nuño alega no prestarse a un “show político” alejado del interés superior de la educación; dice estar “abierto al diálogo” a partir de la aceptación universal de la reforma educativa, y no con el objetivo de evadirla y violentar la ley.

El despido masivo de la disidencia magisterial no parece opción para las autoridades educativas; tampoco es viable dejar las cosas en el “limbo”.

El discurso belicoso podrá darle bonos políticos al responsable de la educación nacional, pero ignoramos hasta donde le dará resultados.

La evaluación apenas fue el primer paso; viene un nuevo periodo para el examen de quienes quedaron pendientes en las zonas conflictivas, desde luego el proceso de capacitación para los profesores cumplidos, y el resto de las medidas que harán cristalizar la reforma educativa, sin duda, la prioridad oficial.

DATO DURO: Retrasan entrega del nuevo 787-9 Dreamliner presidencial matrícula XC-MEX. ElJosé María Morelos y Pavón no llegará el 18 de diciembre como estaba previsto; el Estado Mayor Presidencial reclama últimos ajustes en materia de seguridad. El próximo viaje del presidente Peña programado para Medio Oriente se hará todavía a bordo del “antiguo” Boeing 757-225 TP-01 Presidente Juárez.

@JoseCardenas1 | [email protected] | www.josecardenas.com