René Bejarano no suda ni se acongoja; poco le importa el rencor de Raúl Flores –líder del PRD en el DF– quien ha salido a cazar traidores, deslizando la idea de que Izquierda Democrática Nacional (IDN) –la tribu del profesor, y señora que lo encampana– se ubica en esa categoría.

Si bien es complicado comprobar la alta traición de René Bejarano, no sería casualidad descubrir que su corriente no se empleó a fondo para ganar cuando –más que nunca– eran inispensables tanto la operación eficaz de la maquinaria como la promoción del voto duro. Esos hechos parecerían suficientes para explicar el desplome de todos los bastiones a cargo de El Profe; el PRD perdió Milpa Alta, Tláhuac, Benito Juárez, Azcapotzalco, Tlalpan, Cuauhtemoc… y hasta Xochimilco.

La derrota no es huérfana…

Según Bejarano, muchas madres gestaron la negra noche del perredismo: malas mañas sin llenadera; peores decisiones de la cúpula Chucha, entre otras, vender el PRD al Gobierno en el Pacto por México; selecciónar candidaturas impopulares… y desde luego el desgaste del Jefe del GDF, enfermo de poder…

René Bejarano no ganó nada, pero tampoco ayudó a su partido en nada; al contrario. IDN tenía facturas pendientes por cobrar a la mancuerna ChuchosMancera desde antes de la elección interna perredista –en septiembre del año pasado–.

Si Los Chuchos no se hubiesen “agandallado” a la hora de repartir el pastel, otro gallo habría cantado; se habría evitado el desastre”, reclama Bejarano.

El mensaje es claro. Para el viejo lobo, la izquierda ha de repensarse; evitar el sectarimso y el colaboracionimso con el poder; la izquierda dividida casi siempre será vencida, por eso ahora ganó Andrés Manuel y perdió Mancera

Ahora, El Profe cotiza a la alza el valor de su ausencia; las vacas flacas representan para él la oportunidad de recuperar lo que fue suyo y romper con el partido que si alguna vez lo requirió ahora lo abomina.

No puedo evitarlo. Cuando le veo la cara al impresentable Profe de las Ligas mayores, me suena en la cabeza un himno de Agustín Lara que le viene muy al pelo: ”vende caro tu amor aventurero… y aquel que de tu boca la miel quiera, que page con brillantes su pecado”…

EL MONJE LOCO: El PRI será mayoría –ya lo sabía–; consiguió 203 diputados, que sumados a los 47 del Verde y 10 de Nueva Alianza, logra la dominancia; Emilio Gamboa le pegó al nùmero exacto: 260. PAN, obtuvo 108; PRD, 56; Morena, 35; Movimiento Ciudadano, 26… y PT –sin registro–, sólo seis.

@JoseCardenas1 | [email protected] | www.josecardenas.com