¿De que sirvió la mentada suspensión de la evaluación docente, meollo de la Reforma Educativa?

La farsa escrita en Bucareli, avalada por Los Pinos y ejecutada por el Secretario de Educación Pública, rindió frutos podridos; huele fatal.

La pésima y tardía explicación de don Emilio Chuayffet, dejó en ridículo al funcionario quien traga sapos sin hacer gestos.

Nadie se cree el cuento chino de que la evaluación sólo se suspendió por falta de computadoras y espacios adecuados para realizarla.

Todo se hizo para “brincar” –con dizque prudencia– el proceso electoral. Punto.

La fallida estrategia oficial dejó mal parados a todos –de Peña Nieto para abajo– quienes sucumbieron al chantaje de los maestros en pie de lucha.

Ruben Nuñez, líder de la Sección 22 de la CNTE también juega su papel en la comedia; dice que el anuncio del lunes –para realizar la evaulación– es una provocación del Gobierno Federal, y prometió la madre de todas las movilizaciones en el DF, con la participación del 80 por ciento de su feligresía.

¡Caray!, con cuatro o cinco mil marchantes está “pelón” tomar la capital.

Todos hemos visto esa película una y otra vez…

La CNTE no marcha en protesta por la evaluación docente ni hubiese dejado de movilizarse con la suspensión de la misma.

Las elecciones nada tienen que ver con la lucha de los maestros disidentes, simplemente se atravesaron en el camino; ellos sólo aprovecharon la coyuntura para echarle más leña a la hoguera y jalar más agua a su molino; lo mismo hicieron con los 43 de Ayotzinapa y no dudarán en colgarse de cualquier otra causa que suene a demanda justiciera.

Nuñez Ginéz lo reconoce –y a todos nos queda claro–, la CNTE no dejará de movilizarse; está en su naturaleza.

El proceder de la CNTE no cambiará mientras el Gobierno mantenga abierta la llave de los recursos públicos aunque en Gobernación pretendan ver las cosas de otra manera. El juego perverso de la zanahoria y el palo prevalecerá, aun cuando el resultado pinte para fracaso.

A la CNTE no le interesa la evaluación docente por la simple y sencilla razón de de sus güevos.

EL MONJE LOCO: Jaime RodríguezEl Bronco– tiene lengua larga –¿y cola corta?–. En entrevista con el diario español El País fue rotundo: “Fox se apendejó y Televisa se jodió”. Por cierto, Morelia también tiene su “bronco” chiquito: es el independiente –ex panista– Alfonso Martinez Alcázar quien hizo historia al asestar una estocada por todo lo alto al toro bravo de la tradición.

@JoseCardenas1| [email protected]| www.josecardenas.com