Frijol con gorgojo

A medida que se acerca la hora de la verdad, la figura de Andrés Manuel López Obrador se agiganta; pone a sudar frio a quienes lo ven como “un peligro para México”.

Izquierda, centro y derecha dan tumbos; el gobierno federal examina con lupa cada paso del eterno candidato.

Jesús Ortega –el Chucho mayor– da patadas; acude a denunciar a AMLO por el uso ilegal del padrón electoral para hacerle propaganda a Morena. La denuncia es endeble, y aun cuando acredite el delito, difícilmente habrá castigo para el enemigo.

Antes, el Secretario de Educación, Aurelio Nuño, intentó subirse al ring con el ex Jefe de Gobierno para debatir la Reforma Educativa; López lo castigó con el látigo de su desprecio.

El nerviosismo de la clase política no es gratuito.

Los números no mienten. Morena pelea Zacatecas con David Monreal y tiene grandes posibilidades de triunfar en Veracruz con Cuitláhuac García, beneficiado por la guerra entre losYunes. Ganar en Veracruz no sería poco; el tercer estado de la República con casi 6 millones de votantes significaría para El Peje una fuente de apoyo y financiamiento invaluable con miras al 2018.

Lo mismo ocurre en la Ciudad de México. Si Morena ya es primera fuerza local, el próximo 5 de junio barrerá al PRD en la elección de diputados constituyentes; aun cuando se espera altísima abstención, la intención de voto a favor del partido del Andrés Manuel alcanza el 34% contra el 15% del Sol Azteca.

Con miras a la elección presidencial, Morena acarrea el mismo 34% mientras el PRD aspira al 19% en la lucha por la Jefatura de Gobierno, según encuesta publicada por Alejandro Morenoen el diario El Financiero.

Lo más sorprendente es que el de Macuspana no inventa el hilo negro. Mantiene intacto su discurso, si acaso engorda la lista de integrantes de la mafia del poder comandada por Carlos Salinas; de Beltrones a Mancera, de Osorio Chong y Videgaray al Bronco, de Nuño aCastañeda. ¿Todos esos vienen siendo “frijol con gorgojo”?

Sin duda los escándalos de corrupción de los priistas le dan la razón a Andrés Manuel… y engordan el caldo de su mensaje.

En contra se tiene a él mismo. Sigue siendo radical, incapaz de acercarse a votantes sin partido que lo miran como populista empedernido… y necio.

Con todo, en este momento, aún sin suficiente estructura a pie tierra, el tabasqueño pretende hacernos creer que tiene más “canicas”.

Tienen razón quienes lo toman en serio.

EL MONJE CÁLIDO: Querido Joaquín, ahora vendrá tu mayor reto.

 

@JoseCardenas1 | [email protected] | www.josecardenas.com