ACAPULCO, Gro., 30 de septiembre de 2014.- Tres visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), acudieron a las instalaciones de la fiscalía regional de Acapulco, para confirmar el estado físico de los policías de Iguala, quienes fueron detenidos por los hechos de violencia ocurridos el fin de semana en esa localidad.

“La situación jurídica de ellos no le corresponde a la comisión le corresponde a su defensoría”, explicó el visitador adjunto de la CNDH, Carlos Munguia Baeza a los familiares de los 22 policías que declaran ante la representación social.

Según lo publicado en Milenio, los visitadores del organismo de Derechos Humanos, indicaron que continuarían con las investigaciones en el municipio de Iguala, luego de haber constatado el estado de salud de los detenidos.

Por su parte, familiares de los 22 policías que fueron detenidos y también acusados de diversos delitos expresaron que están considerando acudir ante el organismo de derechos humanos a interponer una queja por la situación de los agentes.