IGUALA, Gro., 8 de noviembre de 2015.- Integrantes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) visitarán al presidente municipal de Cocula, Erik Ulises Ramírez Crespo quien se encuentra arraigado en las instalaciones de la Subsecretaría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), debido a que según Eliciades Ramírez, padre del edil, “existen abusos contra él”.

Erick Ulises Ramírez Crespo, alcalde perredista de Cocula fue detenido el pasado 29 de octubre junto a otras seis personas en el estado de Morelos, de los detenidos, varios identificados como miembros del cártel delincuencial Guerreros Unidos, entre ellos el líder Adán Zenen Casarrubias Salgado; además de quien se identificó como asesor jurídico del Grupo Parlamentario del PRD, Eloy Flores Cantú.

A estas personas se les vincula con este grupo delictivo, porque se les encontraron armas y droga.

Erik Ulises, fue arraigado primero en dos ocasiones por 24 horas, y posteriormente la Procuraduría General de la Republica (PGR), solicitó la intervención de un juez con lo que logró un arraigo por 40 días para investigarlo a detalle, así como al asesor jurídico Eloy Flores.

Este domingo en Iguala, se contactó a Eliciades Ramírez, padre del alcalde de Cocula, quien dijo que la detención de su hijo Ulises Ramírez fue por iniciativa propia; incluso,  indicaron que la familia se ha organizado junto con gente del pueblo de Cocula y sus comunidades, para marchar en la Ciudad de México y en su municipio, exigiendo la liberación del edil.

La familia, denunció una serie de irregularidades que se han cometido en el proceso judicial contra el presidente municipal, apuntando que ha sido golpeado, además de tener limitación de solicitar un abogado particular y de no entregarle a la familia el vehículo donde se trasladaba el edil.

También se quejaron de que la PGR ha dictado tres arraigos sin que encuentre delito alguno.

El padre del edil relató que este sábado siete de Noviembre, la familia del edil se acercó al comité de ‘los otros desaparecidos’ de Iguala, a quienes les solicitaron ayuda para establecer contacto con autoridades federales y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Hoy domingo los familiares del edil de Cocula llegaron a la iglesia de San Gerardo para pedir a la CNDH su intervención en el caso y la apertura de una carpeta de investigación por los abusos de los que supuestamente está siendo víctima el aún presidente municipal.

Eliciades Ramírez, padre del edil de Cocula, indicó que la CNDH aceptó intervenir en el caso para este lunes nueve de noviembre con una visita a su hijo en la SEIDO.