CHILPANCINGO, Gro., 10 de agosto de 2015.- El grupo de 32 policías acreditables del estado que fueron dados de baja por el paro que mantienen desde hace desde hace 20 días volvieron a instalarse en el Palacio de Gobierno, al no tener respuesta favorable tras reunirse con el gobernador Rogelio Ortega.

De acuerdo con Novedades, los uniformados dijeron que el gobernador instruyó a su secretario de Gobierno, David Cienfuegos, que los reinstalara, sin embargo la autoridad no les ofreció tal garantía, ya que en una reunión les advirtió que sólo podría colocarlos en plazas administrativas que durarían hasta octubre, cuando termina la administración.

En este contexto, los inconformes dijeron que agotarán las instancias federales para exigir su restitución con el cumplimiento de sus demandas: pago de un bono de riesgo, aumento salarial y prestaciones.

Sigue la nota aquí