ACAPULCO, Gro., 3 de enero de 2019.- En víspera del Día de Reyes, comerciantes de Chilapa que ofrecen sus productos en el mercado de la colonia Progreso, lamentaron que desde hace 14 años sus ventas han disminuido, debido a que la gente regatea los precios, caso contrario a lo que ocurre en los supermercados.

En un recorrido por Quadratín Guerrero, comerciantes recordaron que en sus buenos tiempos, en estas fechas, el mercado estaba abarrotado por quienes acudían a comprar sus regalos con motivo del 6 de enero. Desde personas humildes hasta con gran solvencia económica, así como turistas nacionales e internacionales. Sin embargo, ahora sólo locales y de otros municipios del estado van a comprar sus mercancías.

“Es buena dentro de lo que cabe, viene gente, se lleva juguetes, vienen de varios lugares, hay un poco de venta en los Reyes Magos, pero nos gustaría que llegara más gente, porque sí es un juguete muy tradicional de México, nos gustaría que nos llegara más y se diera más a conocer este mercado”, expresó uno de los comerciantes.

Explicó que las guitarras de madera son las más vendidas en esta temporada, también los trompos, yoyos, baleros, camas de madera para las muñecas, tambores, carritos y hasta el futbolito. Los menos vendidos son las culebras de madera con listones.

Dijo que antes los chinos acudían al mercado y se tomaban fotos en los negocios, bajo la justificación de obtener imágenes de los productos, para después traerlos a vender al puerto de menor calidad y con etiquetas de Hecho en China.

-¿Se están perdiendo la tradición de estos juguetes mexicanos? –


“Fíjate que sí, porque ya se van a los centros comerciales, igual también aquí es que te piden mucha rebaja cuando en el centro comercial no lo hacen, eso es una cosa de nosotros los mexicanos que tenemos, es una desventaja porque además esto es artesanal, hecho a mano, los demás son en fábricas, aquí nos llevamos nuestro tiempo”, puntualizó.

Los productos comercializados, en su mayoría son fabricados en Chilapa o por artesanos nacidos en ese municipio y radicados en otros lugares, pero algunos otros son de estados vecinos como Michoacán y Querétaro.

Entre los precios de algunos productos se encuentran los valeros con un valor de 35 pesos, las guitarras en 45, el trompo y el yoyo en 20 pesos. Mientras que los carros de madera varían su precio desde los 70 y 150 pesos, un títere en 45, muñecas de trapo entre 75 y 350 pesos, los caballos de palo en 60 pesos, las camas para las muñecas en 100 pesos y las mesitas en 120.