ACAPULCO, Gro., 29 de mayo de 2019.- El titular de la Secretaría de Fomento y Desarrollo Económico (Sefodeco) del estado, Álvaro Burgos Barrera dijo que con la desaparición de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) al menos dos mil millones de dólares y más de mil 500 empleos quedaron a la deriva, pues las empresas que firmaron las cartas de intención para invertir esperan un decreto de la federación para poner fin a dicho proyecto.

“La idea era aprovechar las ZEE y que habían sido exitosas en otros países y que se iba a adaptar a la cultura mexicana y en base a los estímulos fiscales y laborales se proyectaba éxito en ellas”, declaró el funcionario estatal, quien dijo antes de la toma de la presentación de la agenda del Consejo de Cámaras Industriales y Empresariales de Guerrero (Concaingro), que han sido cuatro años positivos en materia económica en la entidad.

Habló de que el sector turístico y su relanzamiento ha generado nuevos vuelos y llegada de más cruceros, logrando con ello que los fines de semana se registren altas cifras de ocupación en las tres ciudades vacacionales más importantes del estado.

Resaltó que en el tema de la minería ha habido importantes inversiones, que rebasan los mil 200 millones de dólares y una próxima que ha anunciado Minera Media Luna (MML), arriba de 680 millones de dólares en los próximos años; la terminación del proyecto Capela, y otros más, que en su momento el gobernador Héctor Astudillo anunciará.

En cuanto a la agroindustria, añadió que el mezcal ha tenido un crecimiento importante, además que en obras e infraestructura, la mayoría ha sido realizada por empresas locales.

En el ramo inmobiliario se han logrado inversiones por 35 mil millones de pesos; Grupo Mundo Imperial lleva invertidos mil 200 millones de dólares.

Al final, dijo, las inversiones más importantes se concentran en el municipio de Cocula, ubicado en la región Norte por la minería y en el puerto de Acapulco, a través del sector inmobiliario.