ACAPULCO, Gro., 10 de diciembre de 2013.- La inseguridad y violencia que persiste en la región de Tierra Caliente de Guerrero, provocó que médicos y enfermeras abandonen los centros de atención a la salud pertenecientes al ISSSTE.

El delegado del ISSSTE en Guerrero, Daniel Pano Cruz, informó que en los municipios de Teloloapan y Apaxtla de Castrejón, disminuyeron los servicios a los derechohabientes y solo se atiende en un turno.

Dijo, que a pesar de que se redujo el número de trabajadores, no se cerraron ninguna de las 50 unidades médicas del ISSSTE, y es necesario tomar medidas para continuar dándoles atención médica a la población.

Pano Cruz, precisó que en el caso de Apaxtla de Castrejón, solo se tiene un médico y una enfermera, para atender a cerca de tres mil derecho habientes. Anteriormente se tenían a dos galenos y dos asistentes

Respecto a Teloloapan, el delegado del  ISSSTE comentó que dos de los cuatro doctores que se tenían salieron del lugar por problemas de violencia. En el municipio, solo quedan dos de las cuatro enfermeras que atienden a los usuarios.

Indicó que ante la problemática de inseguridad, presentó una propuesta para la contratación temporal de personal en ambos municipios, con la finalidad de no cerrar las unidades médicas donde trabaja solamente el 50 por ciento del personal.