CIUDAD DE MÉXICO, 3 de septiembre de 2020. — El papa Francisco confirmó el compromiso de la Iglesia Católica para proteger el medio ambiente.

Así lo indicó este jueves al recibir en el Vaticano a una pequeña delegación de laicos franceses comprometidos en el ámbito de la ecología acompañados por el presidente de la Conferencia Episcopal de Francia, Mons. Éric de Moulins Beaufort.

De acuerdo con la Agencia Católica de Informaciones, en el discurso que entregó a los presentes, el papa destacó que “somos parte de una sola familia humana, llamados a vivir en una casa común de la que juntos notamos, la inquietante degradación”.

El Santo Padre reconoció que “la crisis sanitaria que atraviesa actualmente la humanidad nos recuerda nuestra fragilidad” y nos permite entender “hasta qué punto estamos vinculados entre nosotros, colocados en un mundo cuya evolución compartimos, y que maltratarlo solo puede tener graves consecuencias, no solo ambientales, sino también sociales y humanas”.

Además, el papa mostró su alegría porque “la conciencia de la urgencia de la situación se encuentra ahora en casi todas partes” y que el tema de la ecología “impregna cada vez más las formas de pensar en todos los niveles y comienza a influir en las opciones políticas y económicas”.

“Por su parte, la Iglesia Católica tiene la intención de participar plenamente en el compromiso de proteger la casa común. No tiene soluciones listas para proponer y no ignora las dificultades de los temas técnicos, económicos y políticos en juego, ni todos los esfuerzos que este compromiso conlleva.

Pero quiere actuar concretamente donde sea posible, y sobre todo quiere formar conciencias para propiciar una conversión ecológica profunda y duradera, que es la única que puede responder a los importantes desafíos que tenemos que afrontar”, advirtió el papa.