ACAPULCO, Gro., 3 de septiembre de 2020.- La disputa de al menos 3 mil hectáreas de tierras en La Montaña derivó en la retención durante cuatro días de dos habitantes de Malinaltepec por comuneros de Alacatlatzala, quienes pidieron el retiro de “hombres armados” en diferentes puntos de la carretera Tlapa-Marquelia.

Saúl Moran Oropeza y Abad Cantú Gómez fueron liberados el miércoles en la noche, tras la intervención de defensores de derechos humanos, así como de autoridades locales de Malinaltepec y estatales.

En el acta de acuerdo para la liberación, a la cual tuvo acceso Quadratín Guerrero, se lee que los comuneros de Alacatlatzala solicitaron a las autoridades y a los retenidos que “se abstengan de interponer acciones penales o de otra índole” contra ellos, dado que el conflicto es de índole social y agrario.

Asimismo pidieron a la comisión de autoridades estatales y municipales, así como al Centro de Derechos Humanos La Montaña Tlachinollan, que planteen al gobierno estatal y federal que los de Malinaltepec “se abstengan de hostigar a los comuneros de la Alacatlatzala” en diferentes puntos de la carretera Tlapa-Marquelia y se conmine a retirar “a las personas armadas” que se encuentran en las comunidades, ya que su presencia “polariza y genera violencia y agresiones” en contra de los habitantes de Alacatlatzala.

En la negociación estuvieron el abogado de Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra, el integrante de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Celso Vázquez Vivar, el delegado de Gobernación estatal en La Montaña, Jorge Rodríguez Ponce, el presidente municipal de Malinaltepec, Abel Bruno Arriaga, el comisariado municipal Francisco Candia Galindo y el presidente de los Bienes Comunales de Alacatlatzala, Zenaido Cano Galindo.

En un boletín, el gobierno estatal informó que durante el desarrollo de la Mesa para la Construcción de Paz se acordó continuar con la Base de Operaciones Mixtas con agentes de la Guardia Nacional y del Ejército que hacen recorridos en Malinaltepec.