CHILPANCINGO, Gro., 17 de abril de 2021.- El exgobernador de Guerrero Ángel Aguirre Rivero acusó al abogado del Centro de Derechos Humanos de La Montaña, Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra, de ser “uno de los principales promotores de la campaña de Morena en Guerrero” y de llevar “a los padres de los 43 a un mitin de Félix Salgado para pedirle castigo a los responsables” del caso Iguala, afirmando que él mismo (el abogado) sabe que el caso permanece en la federación y no en la entidad.

En su defensa, Vidulfo Rosales manifestó que Ángel Aguirre, a quien calificó de cacique, “está preocupado porque un eventual gobierno progresista inicie una investigación exhaustiva contra los crímenes del pasado y el presente y estas lo impliquen”.

El polémico exgobernador Ángel Aguirre hizo esta mañana en sus redes sociales una publicación dirigida directamente al abogado Rosales Sierra, haciendo referencia a los hechos del año 2011-2012, cuando él era gobernador de Guerrero, periodo en que fueron asesinados dos normalistas en la Autopista del Sol en Chilpancingo, y del exilio al que tuvo que recurrir  Vidulfo Rosales por el caso.

En el texto, el político hace referencia a unos hechos de la noche de Iguala, el 26 de septiembre de 2014, cuando atacaron a los normalistas en esa ciudad y desaparecieron a 43. 

El texto de Aguirre Rivero cobra interés público por el contexto electoral, por un lado el exmandatario apoya al candidato de la coalición PRI-PRD y Rosales Sierra ha manifestado su inclinación política en sus redes sociales en favor del ahora excandidato a gobernador por Morena, Félix Salgado.

Aguirre Rivero recordó la declaración que hizo Rosales Sierra de que actores sociales preparaban protestas para impedir instalaciones de casillas de haber un fallo del INE adverso a Félix.

“Vidulfo es el mismo que llevó a los padres de los 43 a un mitin de Félix Salgado (el 16 de marzo de 2021 en Iguala)  para pedirle castigo a los responsables de estos tristes acontecimientos, cuando sabe perfectamente que es el gobierno federal quien lleva esta investigación. Vidulfo se ha convertido hoy en uno de los principales promotores de la campaña de Morena en Guerrero, cuando muchas veces exigió no politizar el caso Iguala.

“(Llegó) al extremo de advertir hace unos días que si el INE fallaba en contra del hoy senador con licencia, ‘las protestas van a subir de tono. Muchos actores sociales ya elaboran acciones de protesta para no permitir la instalación de casillas en la entidad. Solo esperan el fallo del INE adverso a Félix para que aparezca en escena el boicot electoral’”.

Y remató: “¿dónde quedó la neutralidad en política? Los movimientos sociales abanderan causas legítimas, pero también arrastran rémoras. Ya basta de mentiras, provocación e incongruencias. Fuera máscaras”.

Por su parte, el abogado Rosales Sierra respondió también en su cuenta de Facebook y señaló que el exgobernador hace señalamientos infundados. En su defensa hace referencia a los casos del 2011 y a la desaparición de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala.

Rosales Sierra no respondió a la acusación de Ángel Aguirre Rivero, quien lo señala como promotor de Morena en Guerrero y se limitó a decir que el exgobernador es un “político de profesión heredero del priismo de viejo cuño, persona que acumuló poder político y económico con la caída de Rubén Figueroa Alcocer por su responsabilidad en la masacre de Aguas Blancas”.

“Los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa lo señalan por sus graves omisiones para prevenir la desaparición de sus hijos, no porque alguien los manipule. El cacique está preocupado porque un eventual gobierno progresista inicie una investigación exhaustiva contra los crímenes del pasado y el presente y estas lo impliquen”, culmina su texto.