CIUDAD DE MÉXICO, 7 de enero de 2019.- Dos semanas después de la muerte de Martha Érika Alonso Hidalgo, Rafael Moreno Valle Rosas y Héctor Baltazar Mendoza, el PAN llevó a cabo un homenaje luctuoso en honor a la memoria de la primera gobernadora del partido, el senador y quien fuera asesor particular del legislador.

El auditorio Manuel Gómez Morin del Comité Ejecutivo Nacional de este instituto político otra vez volvió a enlutarse como ya lo había hecho antes el partido, con una militancia ataviada de color negro.

Las fotografías gigantes de los tres fallecidos panistas se levantaron en caballetes adornados con flores blancas al frente del auditorio, ante el dirigente nacional, Marko Cortés Mendoza; la presidenta estatal del partido, Genoveva Huerta; el gobernador del estado de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca; Rafael Moreno Valle Suárez y Gabriela Rosas, padres de Rafael Moreno Valle, entre otros miembros del partido.

La nota aquí.