ACAPULCO, Gro., 22 de marzo de 2019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador llegó a la Unidad Deportiva Jorge Campos poco después de las 17:20 horas entre un ambiente festivo, aunque también ante cientos de pancartas y lonas que exigían servicios y solución a problemas como el de los maestros.

En su avance al recinto, rumbo al presídium era saludado por decenas de personas, lo que le llevó unos 25 minutos para llegar. Antes, arribó el gobernador Héctor Astudillo Flores, así como la alcaldesa del puerto Adela Román Ocampo, en el caso de esta última se escucharon abucheos cuando la cámara de circuito cerrado captó su llegada.  

Entre empujones de quienes querían entrar al área sombreada para saludar al presidente, algunos adultos mayores eran aplastados contra las vallas, por lo que los “servidores de la nación”, identificados por chalecos con esa leyenda, permitieron que entraran.

Hasta las 17:50 horas el acto, programado a las 16:30 horas, apenas comenzaba.

Se escuchan porras en apoyo al gobernador y gritos de “¡fuera Adela!” o en su apoyo, aunque tales eran opacados por la banda de chile frito que apoyaba la porra de Astudillo Flores.