ACAPULCO, Gro., 22 de marzo de 2019.- El presidente de la República Andrés Manuel López Obrador pidió a los banqueros bajar sus comisiones por el concepto de envío de remesas y ofreció entregar el próximo año un reconocimiento al banco que haya cobrado menos comisiones a sus clientes.

Al clausurar la Convención Bancaria en Acapulco, López Obrador dijo que se requiere piso parejo para todos los bancos, con el fin de generar competencia. “Hagamos un esfuerzo entre todos para que haya servicios bancarios en todo el país, incluir austeridad financiera, porque no hemos avanzado mucho”, expuso.

Además pidió su apoyo a los banqueros para que empresas con tecnología de punta puedan participar en las próximas licitaciones de conectividad para poder conectar y dar cobertura total de Internet en todo el país y así dar servicio financiero en todos los municipios.

Puntualizó que entre todos se va a lograr el renacimiento de México y se comprometió ante los banqueros a que dentro de un año “van a marchar mejor las cosas” y habrá paz en el país.

“Algo que es muy importante, que es un reto, un desafío y algo que vamos a lograr también pronto, que haya paz, que haya tranquilidad. Vamos a enfrentar el problema de la inseguridad y de la violencia y de esta manera se van a crear mejores condiciones para la inversión en el país”, expresó.

López Obrador sostuvo que en un año podrá decirles a los banqueros que “ya está creciendo más la economía, que está controlada la inflación”, ya que se respetará la autonomía de la banca; además de que se está fortaleciendo el peso “como se ha venido presentando en estos últimos días”.

“No quiero echar las campanas al vuelo, pero nos ha ido bien en todas estas variables económicas. Vamos a venir a decir que hay más crecimiento, más bienestar”, insistió.

Al entregar el bastón de mando al nuevo presidente de la Asociación de Bancos de México, Luis Niño de Rivera, el presidente le expresó su reconocimiento e indicó que entre el gobierno federal, la banca mexicana y el Consejo Coordinador Empresarial tienen el compromiso de un crecimiento del cuatro por ciento anual de la economía del país, para sacar de la pobreza a millones de mexicanos y limpiar de corrupción a México.

Reivindicó ante los banqueros el modelo del desarrollo estabilizador y de cambiar el modelo económico que pueda desterrar la corrupción en el país y con esto generar y tener como ejes la austeridad con el fin de que se ahorre lo suficiente para ya no aumentar impuestos y mantener finanzas sanas.