ACAPULCO., Gro. 8 de agosto de 2018.- La directora general adjunta de Género de la Secretaría de Turismo Federal, Francesca Alessandra Romita Iturbe reconoció que Acapulco, es uno de los destinos turísticos más problemáticos en cuanto a la trata de personas, sobre todo por la explotación sexual y laboral a niños y adolescentes.

“Es una realidad que no podemos ocultar que está sucediendo, por eso estamos haciendo estos esfuerzos a nivel federal, estatal y municipal, pero debemos de denunciar y ser más proactivo, por eso nuestra labor es concientización y sensibilización a la sociedad”, detalló.

En entrevista después de la firma de convenio entre las secretarías de Turismo federal y estatal para erradicar la trata de personas entre el sector de viajes y el turismo, la funcionaria federal dijo que en general, todos los destinos de playa representan un foco rojo y por ello “tenemos que hacer estrategias”.

Aseguró que las redes sociales son otra herramienta que trabajar, ya que éstas han facilitado que los criminales se aprovechen y enganchen a las víctimas. “Lo que tenemos es un reto, que con las nuevas tecnologías y plataformas digitales está evolucionando muchísimo más rápido, ahorita acabamos de hablar una demostración de cómo engancharte en las redes sociales. Nuestro gran reto es seguir trabajando para que la tecnología no nos gane”, subrayó.

Dijo desconocer las cifras de cuántas personas son víctimas de trata, pero que el año pasado hubo unas 500 mil. No obstante, consideró que estas cifras son inciertas porque las personas no denuncian.

“Ahora no perdamos el enfoque que en la Secretaría de Turismo estamos 100 por ciento enfocados en prevenir, sensibilizar y hacer un llamado a la sociedad para que denuncien, con una línea directa de denuncias que es el 01 800 55 33 000, necesitamos denunciar mucho más que la gente empiece a denunciar, a hablar más”, expresó.

Sobre si afectará el cambio de gobierno federal a la estrategia que llevan a cabo, Romita Iturbe confió en que no, ya que desde 2010 se realiza. “Creo que hay muchísima disposición del sector privado, por parte del gobierno en todos los niveles, que no tendría por qué desaparecer, al final son los niños y las niñas de México”, puntualizó.