ACAPULCO, Gro., 23 de marzo de 2019.- El coordinador estatal de Movimiento Ciudadano (MC), Luis Walton Aburto, celebró la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador al puerto para destinar recursos, pues señaló que se necesita de la inversión federal porque ni el gobierno estatal ni el municipal tienen la capacidad económica para sacar adelante a la ciudad.

Lo anterior en referencia a Mi México Late, Programa de Mejoramiento Urbano, que arrancó el viernes en la colonia Renacimiento, el cual destinará 500 millones de pesos para asentamientos en polígonos de alta marginación.

Luego de tomar protesta al comité municipal de MC en Coyuca de Benítez, el también ex presidente municipal dijo que este presupuesto es muy importante, pero no es suficiente, no obstante, confío en que se vuelva a invertir la cantidad el próximo año, ya que “Acapulco requiere inversión y sobre todo requiere de inversión federal”.

Asimismo, Walton Aburto criticó que el ex alcalde Evodio Velázquez dejara de manera irresponsable una deuda de más de 500 millones de pesos en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio Acapulco (CAPAMA).

Explicó que él recibió la alcaldía con una deuda de 66 millones en la CAPAMA y que cuando su suplente Luis Uruñuela Fey concluyó el cargo en 2015, dejó una deuda de 96 millones de pesos en la paramunicipal. Precisó que el aumento de 30 millones se debió a que tras el paso de los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel, no se cobró el servicio de agua de CAPAMA durante dos meses y además se invirtió en el cambio de tubería dañada.

Sostuvo que se necesita un rescate financiero por parte de la Federación “para que pueda seguir adelante el ayuntamiento y funcional”, ya que la deuda de más de 500 millones que dejó el perredista Velázquez Aguirre es impagable.

En este sentido, apuntó que es importante que el gobierno municipal de Adela Román Ocampo adelgace la nómina, que la sociedad acapulqueña le exija a la alcaldesa que haga las denuncias correspondientes por los desvíos de recursos que ha señalado de la administración del perredista.