ACAPULCO, Gro., 4 de junio de 2014.- El director de Protección Civil en el municipio de Acapulco, Efrén Valdés Ramírez, aceptó que los 98 albergues de Acapulco, que podrían ser utilizados en caso de una contingencia meteorológica por la tormenta tropical Boris, no cuentan con colchonetas, agua y cobertores.

El presidente municipal de Acapulco, Luis Walton Aburto, dijo que estas fallas tienen que corregirse de inmediato porque el ayuntamiento es también responsable de las acciones que se tomen en caso de una emergencia.

Lamentó que muchos directores de escuelas que están marcadas como albergues no participen y tengan las puertas cerradas con candado para no permitir la entrada, por lo que les exigió a los responsables de cada zona buscarlos y dialogar con ellos para explicarles que el municipio se encuentra en periodo de alertamiento.

Luis Walton le dijo al titular de Protección Civil que no solo debe hacer recorridos de supervisión de los albergues y sobre las zonas de alto riesgo, debe advertirle a la gente que si no abandonan estos lugares durante la emergencia, tendrán que ser desalojados con la fuerza pública para salvar sus vidas.