CHILPANCINGO, Gro., 17 de febrero de 2014.- Luego de que el Consejo de Comunidades Damnificadas de la Montaña de Guerrero denunciara que autoridades federales y estatales habían hecho caso omiso a la petición de maíz y frijol para las comunidades de la Montaña afectadas por las tormentas de septiembre, se reunieron ambas partes para dar respuesta a los planteamientos formulados por este grupo.

De acuerdo a un comunicado de prensa, el encuentro se llevó a cabo en la residencia oficial Casa Guerrero, en el que participaron secretarios de despacho, delegados federales y el director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, el mandatario estatal aclaró que su gobierno en ningún momento se ha negado a incorporar a este programa de apoyo a las comunidades que no se han visto beneficiadas, por lo que esta semana serán atendidas.

Recordó que el DIF estatal tiene presencia en 123 comunidades, y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) en otras 12, de las 165 que plantea este Consejo, y el acuerdo fue entregar cinco kilogramos de maíz por día por familia, cuya distribución será casa por casa a través de los comités comunitarios de la Sedesol, para evitar que se pretenda lucrar con esta necesidad.

Reiteró que el maíz, frijol y sal se adquirirá a productores de Guerrero.

Por otro lado, y para contribuir a reactivar el sector productivo, las dependencias federales y estatales presentarán el programa temporal de empleo para la Montaña, y además se buscarán mecanismos para adelantar la entrega de recursos a los ayuntamientos para comprar fertilizante.

A su vez, el secretario de Desarrollo Rural, Humberto Zapata Añorve, informó que se sigue con el pago hasta completar las 5 mil hectáreas de maíz que resultaron siniestradas.

Por su parte, el delegado de Sedesol, José Armenta Tello, indicó que se tienen instalados 253 comedores comunitarios en la Montaña, y se incorporarán 100 más para llegar a 42 mil personas atendidas.

Resultado de este encuentro se acordó una reunión el próximo miércoles en Tlapa, en la que participarán secretarios de despacho, delegados federales, alcaldes e integrantes del Consejo de Comunidades Damnificadas de la Montaña, para empezar a organizar la entrega de cinco kilogramos de maíz por familia.