CHILPANCINGO, Gro., 12 de junio de 2019.- Este miércoles se cumplieron 48 horas de la retención de policías y funcionarios municipales de la comunidad tlapaneca (me’ phaa) de Pueblo Hidalgo del municipio de San Luis Acatlán, en demanda de que el Ayuntamiento libere 13 millones de pesos en efectivo del Ramo 33 para obras.  

De acuerdo con pobladores de esa comunidad de la Costa Chica, este día se realizó una asamblea en Pueblo Hidalgo donde acudieron más de mil personas en la cancha municipal. Ahí el comisario de esa comunidad, Timoteo Paulino y el secretario Samuel Laureano Linares, denunciaron que ninguna autoridad de los tres órdenes de gobierno se ha presentado para intentar resolver el conflicto.

Durante la asamblea propusieron acudir al Congreso local, para iniciar un juicio político en contra del alcalde priísta de San Luis Acatlán Agustín Ricardo Morales, por no haber cumplido con los acuerdos firmados el pasado 15 de marzo, en el que aseguró que entregaría 10 millones de pesos en efectivo en cuatro partes para la realización de obras.

Otra de las propuestas fue que Pueblo Hidalgo se convierta en un nuevo municipio para Guerrero, debido a que por años han sido discriminados por las autoridades de San Luis Acatlán, por ser un pueblo indígena.

Por su parte, en un comunicado de prensa, el gobierno del estado informó que a través de la Secretaría General de Gobierno y el Ayuntamiento de San Luis Acatlán “intervienen en la solución del conflicto de la comunidad de Pueblo Hidalgo, con el propósito de que se respete el estado de derecho y se asegure la gobernabilidad en el municipio”.