SAN LUIS ACATLÁN, Gro., 10 de junio de 2019.- Unos 500 habitantes indígenas de la localidad tlapaneca (me’ phaa) de Pueblo Hidalgo ubicada en la sierra de este municipio, desarmaron y tomaron de rehenes a policías, a los directores de Seguridad Pública, de Tránsito y de Protección Civil y también se llevaron patrullas, un camión recolector, entre otros vehículos oficiales.  

Lo anterior, con la finalidad de exigir al alcalde priísta Agustín Ricardo Morales, la entrega directa y en efectivo de 10 millones de pesos, que aseguran, es el presupuesto que le corresponde a Pueblo Hidalgo en el rubro de obra pública. Y aparte, otros tres millones de pesos para programas de bienestar social.

Como informó Quadratín, el pasado 15 de marzo los habitantes indígenas inconformes retuvieron más de 24 horas al alcalde Agustín Ricardo, a la síndica procuradora Gabriela Juárez Huerta, al secretario general del Ayuntamiento, Crispín de la Cruz Morales y seis regidores más, en protesta por el recorte de más de siete millones de pesos al presupuesto de esa comunidad.

Derivado de ello, el presidente municipal se comprometió a entregarles los 10 millones en cuatro partes, es decir, dos millones 500 mil pesos cada dos meses. Sin embargo, una vez liberado, no cumplió con la minuta firmada.

En protesta, el 27 de mayo los habitantes de Pueblo Hidalgo bloquearon tres días la carretera federal Acapulco-Pinotepa en el municipio de Marquelia. Y ahora, este lunes protestaron en el Ayuntamiento de San Luis Acatlán y en el cuartel de la Policía Preventiva, llevándose a 20 empleados, vehículos oficiales y armamento, debido a que dijeron, no les entregaron los recursos que por ley les corresponden. 

Por su parte, el alcalde Agustín Ricardo indicó que golpearon a los trabajadores y calificó de secuestro lo hecho por los habitantes; explicó que se recaban los nombres de los empleados que se llevaron, y que se contabiliza el armamento y vehículos sustraídos.

Advirtió que actuará conforme a la ley porque no permitirá irracionalidades, ni anarquía, cuando afirmó, él ha estado en la mejor disposición de dialogar.