ACAPULCO, Gro., 13 de enero de 2019.- El dirigente de la organización transportista Un Nuevo Horizonte Rogelio Hernández Cruz acusó a la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC) de amenazas a través del crimen organizado, con tal de imponer una nueva ruta de la región Costa Chica a este municipio.

Como informó Quadratín Guerrero, el pasado 4 de enero el coordinador regional de la CTC Arturo Andraca Palma anticipó que en este mes se abriría una nueva ruta de taxis colectivos que conectará la región Costa Chica con la zona Diamante del puerto, según dijo, les indicó en reunión su dirigente estatal Fernando Ureña Silvestre.   

Sin embargo, este domingo en conferencia de prensa en un restaurante del puerto, Rogelio Hernández advirtió: “Decirle al gobernador que no vamos a permitir una nueva ruta más de transporte hacia Acapulco”, pues afecta a quienes llevan más de 30 años trabajando en esa ruta.

Y continuó: “No es posible que por la saturación de concesiones y la ambición de unos cuantos pseudo líderes, amparados supuestamente por el crimen organizado, pretendan con amenazas sacar esta ruta que afectaría a todo el transporte organizado de la Costa Chica y la zona conurbada y Diamante”.

Ante ello, cuestionó al funcionario que permitió y otorgó tales concesiones, pues a su decir, la existencia de nuevas rutas, sólo son intentos “de querer perturbar la paz en la Costa Chica y Acapulco”. 

“Quisiéramos saber quién los certificó y calificó, así como quién entregó estas concesiones. Estamos en contra que se ponga una ruta que nunca ha existido”, sentenció Hernández Cruz.