CIUDAD DE MÉXICO, 5 de febrero de 2020.- “Que no haya un paro ni manipulación política”, es el exhorto del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ante las protestas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El Jefe del Ejecutivo convocó a un diálogo entre la comunidad de la Máxima Casa de Estudios para buscar la solución a los problemas, aunque consideró que hay “mano negra” detrás de la manifestación de este martes.

“Nada de capuchas, con todo respeto, un ciudadano tiene que dar la cara y no apostar a la violencia, seguir el ejemplo de Mandela, de Gandhi, de Luther King, la no violencia es una vía, se recurre a la fuerza violenta cuando no se tiene la razón”, expresó en la conferencia matutina de este miércoles en Palacio Nacional.

“Siento que hay mano negra, eso es lo que hay que ver, porque siempre hay quienes mueven la cuna y hay que lamparearlos para que no anden ahí en los sótanos”,  añadió.

López Obrador reiteró que respeta la autonomía de la UNAM, pero insistió en que se deben detectar a los provocadores. “No nos vamos a enganchar en eso, nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”, aseguró.

La nota aquí.