ZIHATANEJO, Gro., 29 de diciembre de 2019.- Transportistas de diferentes agrupaciones en la modalidad de urbano y suburbano se manifestaron con pintas en sus vehículos para pedir al gobernador Héctor Astudillo Flores que no se saturen las rutas de este municipio con el nuevo reparto de concesiones, ya que se pretenden entregar un número elevado.  

Desde el sábado por la mañana, parte de los conductores de Urvans, escribieron en los medallones y ventanas de sus vehículos las leyendas “Sr. Gobernador no a la saturación de rutas”, “No a la saturación del transporte urbano con taxis no internvenimos”.

Las rutas que manifiestan su inconformidad son: Arrecife, La Puerta, Marina e Ixtapa. Mientras que también existe inconformidad por parte de la modalidad de combi o Urvan (suburbano).

En este caso, las unidades que participaron en la manifestación son de las rutas: Infonavit El Hujal, Coacoyul, Agua de Correa, Las Pozas y El Aeropuerto.

Según lo dado a conocer por los inconformes, en la modalidad urbano se estarían entregando 42 nuevas concesiones, mientras que en la modalidad de suburbano serían 35. En cuanto al transporte liviano (taxis), se estarán repartiendo entre 56 y 58 nuevas concesiones, aunque en este último sector no existen inconformidades.

Los transportistas también piden que no intervengan dirigentes de otras regiones del estado, ya que esto se está dando en el nuevo reparto. El viernes por la mañana, integrantes del gremio mandaron un escrito dirigido al gobernador, en el que le hacen saber la inconformidad. Además de que la empresa transportista Las Dos Costas también se sumó a la protesta con la pinta de algunos de sus vehículos.

Entrevistado, el delegado regional de Transporte y Vialidad, Juan Mendoza Hernández, precisó que todavía no se da a conocer el número exacto de concesiones que se van a repartir para Zihuatanejo.

Dijo que todos los transportistas inconformes de Zihuatanejo serían recibidos este domingo a las 15:00 horas por el director de Transporte y Vialidad del Estado, Miguel Ángel Piña Garibay, en su oficina de Chilpancingo.

Los transportistas locales argumentan que en ocasiones anteriores no se ha hecho un reparto mayor de 16 permisos en las diferentes modalidades. Por lo que temen que las rutas se saturen en caso de que haya una distribución elevada.