CIUDAD DE MÉXICO, 20 de octubre de 2018.- En Décimo Sexto Pleno Extraordinario del IX Consejo Nacional del PRD, el dirigente nacional Manuel Granados Covarrubias admitió que hubo traiciones a la hora de definiciones, pues muchos le dieron espalda al partido.

Al referir que muchos auguraron la desaparición de partido, destacó que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) puso todo su esfuerzo en la transformación profunda de las instituciones del país, “buscamos acabar con el presidencialismo y llevar a México a un régimen semiparlamentario con un gobierno de coalición.

En su intervención durante el Décimo Sexto Pleno Extraordinario del IX Consejo Nacional del PRD, Granados Covarrubias defendió que en su encargo al frente de este instituto político, el CEN ha sido de territorio y no de escritorio.

Ante un quorum de 204 consejeras y consejeros perredistas, el líder del Sol Azteca asumió aciertos y reconoció errores. Dio a conocer que se han llevado a cabo 46 sesiones donde ha sido responsable y discutido decisiones.

Del periodo que lleva en la dirigencia nacional, en diciembre del año pasado, justificó haber tomado decisiones trascendentales ante un modelo de partido agotado, frente a una nueva realidad que demanda el país.

“Hemos dado la batalla legal en materia electoral donde así lo requirió”, refirió sobre las impugnaciones llevadas a cabo en la alcaldía de Coyoacán.

El presidente perredista conminó a la militancia a estar preparados para las elecciones extraordinarias del próximo año en diversas entidades del país, en los 10 municipios de Chiapas, así como cinco entidades: Aguascalientes, Baja California, Durango, Tamaulipas y Quintana Roo.

Más información aquí.