PETATLÁN, Gro., 13 de septiembre de 2019.- La caía del precio del coco trajo como consecuencia un quebranto económico de los productores de la región, pues las ventas llegan a reducirse hasta un 50 por ciento.

Así lo dio a conocer el productor Jesús Sánchez Espinoza, quien explicó que hace dos años la tonelada se vendía a 18 mil pesos, pero ahora se vende hasta en nueve mil pesos.

“Lo peor es que existen acaparadores o intermediarios que llegan a comprar el coco y se lo llevan para venderlo mucho más caro”, dijo en entrevista.

Agregó que el único apoyo para amortiguar la caída del precio, era la entrega de programas federales, pero ya se los quitaron.

“Hacer producir una huerta de coco eso muy caro, porque se tienen que comprar insumos para proteger los plantíos”, explicó.

El productor dijo que le llegaba recurso económico para cinco hectáreas, el cual ocupaba para compra de insumos, pero desde el año pasado se lo quitaron.

Recalcó que el municipio de Petatlán es el de mayor potencia para la producción de coco, pues es la zona más huertas tiene en toda la región de la Costa Grande.

Dijo que los productores quieren externar su situación al gobierno del estado para solicitar apoyo que les ha quitado el gobierno federal.