ACAPULCO, Gro., 13 de enero de 2020.- El diario El Universal publicó este lunes los resultados del estudio ARMA aplicado a los secretarios de estado, en el que se analiza la cobertura mediática que recibió cada uno de los 19 integrantes del gabinete nacional durante el pasado mes de diciembre.

De acuerdo con la evaluación, los que recibieron cobertura positiva son el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, el de Seguridad, Alfonso Durazo, y la del Trabajo, Luisa María Alcalde. Mientras que los que recibieron más prensa negativa son la titular de la Secretaría de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, y el del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor Manuel Toledo.

Los aprobados

El Universal indicó que a pesar de la turbulencia económica que atraviesa el país, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, continúa con buenos resultados mediáticos, lo que atribuyó en gran medida a las investigaciones del director de la Unidad de Inteligencia Financiera de la dependencia, Santiago Nieto.

Señaló que su principal tema en diciembre fue la firma del protocolo modificatorio del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), lo que le provocó 18 por ciento de la cobertura mediática.

Pero fue el congelamiento de las cuentas de Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública durante el gobierno del ex presidente Felipe Calderón, y los hechos consecuentes los que generaron 30 por ciento de la cobertura total de la SHCP.

El periódico señaló que aunque no es un secreto “que la seguridad es un desastre” y que es la principal demanda de los ciudadanos, el secretario Alfonso Durazo se benefició de la detención de García Luna, pese a que no tuvo nada que ver en el proceso, el cual aprovechó para hacer declaraciones sobre la relación entre la corrupción y la guerra contra el narcotráfico, culpando al gobierno de Calderón, lo que le generó 26 por ciento de su cobertura mediática.

En tanto la joven titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, al lograr incrementar el salario mínimo en 20 por ciento en el país y cinco por ciento en la zona fronteriza le generó el 28 por ciento de su cobertura de medios.

La aprobación del protocolo modificatorio al T-MEC también le generó resultados positivos, pero el asunto de los inspectores o agregados laborales le provocó una cobertura negativo, al igual que la demanda que interpuso el PRD en su contra, ante la Secretaría de la Función Pública, por presuntamente usar recursos públicos con fines distintos a la ley para su programa Jóvenes construyendo el futuro.

Los reprobados

La que se llevó la peor calificación fue la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, luego de que exoneró al director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, tal como hizo su antecesor, Virgilio Andrade, con la famosa Casa Blanca del ex presidente priísta Enrique Peña Nieto. El caso le generó 67 por ciento de su cobertura mediática, lo que causo “un terrible golpe” a su reputación del que “difícilmente se podrá recuperar”. 

A Luis Cresencio Sandoval, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, reservar por cinco años la información de la fallida operación para capturar a Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, así como la relativa al enfrentamiento en la comunidad Tepochica, del municipio de Iguala, le generó 15 por ciento de su cobertura.

Mientras que el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor Manuel Toledo, se vio afectado por la bronca que traen Grupo México y el gobierno federal, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador asegurara que la macroempresa no concluyó de manera adecuada el proceso iniciado por el derrame en el río Sonora, y la compañía le contestara que no hay pruebas científicas que comprueben las afectaciones ambientales.

Lo anterior, junto con los pobres resultados en la protección de la vaquita marina, le generaron 33 por ciento de su cobertura mediática al funcionario.

El estudio completo aquí.