ACAPULCO, Gro., 10 de octubre de 2018.- El ex alcalde perredista del puerto Evodio Velázquez Aguirre tramitó un amparo, ante el despacho del ex fiscal Xavier Olea Peláez, para no ser detenido tras los señalamientos de mal manejo de recursos y la desaparición de armas de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

De acuerdo con el diario El Sur, que afirma tener el documento en su poder, la solicitud de amparo y protección de la justicia contra actos emanados de 68 autoridades, se presentó ante el juzgado décimo sexto de distrito de amparo en materia penal de Ciudad de México y fue firmada en Cuernavaca, Morelos.

Esta incluye a autoridades del Estado de México, Ciudad de México, Guerrero, Morelos, Nayarit, Jalisco y diversas instancias federales como la Procuraduría General de la República (PGR), y estatales como la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Fiscalía de Combate a la Corrupción.

En el documento se indicó que el pasado 1 de octubre, primer día en que Velázquez Aguirre ya era ex edil, presuntos efectivos de la Agencia de Investigación Criminal y de la Policía Ministerial de la FGE llegaron a su domicilio y dijeron que tenían una orden de aprehensión o de comparecencia en su contra por un juez de control federal y un juez de control de Guerrero, pero no encontraron al perredista en su casa y se retiraron sin dejar mayores datos de la supuesta orden.

En la solicitud se mencionó que “por fuentes periodísticas posteriores al operativo realizado en Acapulco por la Marina el pasado 25 de septiembre, el entonces alcalde Evodio Velázquez fue informado que la PGR, la SEIDO, la Fiscalía del estado y la Fiscalía Anticorrupción del Estado de Guerrero, a petición del gobernador, habían iniciado investigaciones en su contra y que ya se habían judicializado con pedimento de orden de aprehensión y/u orden de comparecencia”.

Y agregó que por lo anterior el ex presidente tiene “el temor fundado que se haya dictado una orden de aprehensión y/o orden de comparecencia en mi contra y se pretenda ejecutar en mi perjuicio toda vez que en ningún momento he desplegado conducta que pusiera ser constitutiva de delito”.

Apuntó que policías municipales dijeron a funcionarios del ayuntamiento que si él no hubiera tenido fuero durante la intervención a la SSP, también lo habrían detenido, “intentando fundar dicha detención en un supuesto caso urgente, por diversos delitos supuestamente por el suscrito y funcionarios de mi administración”.

El ex alcalde autorizó para que el despacho Olea & Olea abogados, uno de los más caros del país, reciba en su representación cualquier notificación y documento, y para que interponga los recursos que procedan.

En la lista de sus abogados también incluye a Daniel Meza Loeza, quien fue secretario general del Ayuntamiento de Acapulco y es uno de sus colaboradores más cercanos.