CHILPANCINGO, Gro., 9 de enero de 2019.- Trabajadores extraordinarios del Ayuntamiento acusaron al alcalde Antonio Gaspar Beltrán de ejercer acciones de hostigamiento laboral contra los empleados que tomaron este martes el Palacio Municipal, para exigir nivelación del pago de aguinaldo y el incremento salarial.

En conferencia de prensa, los inconformes informaron que desde hace más de 10 años ninguna administración local ha querido regularizar el pago de los trabajadores.

Por ello, decidieron cerrar el Ayuntamiento capitalino, pues a su decir, el alcalde Gaspar Beltrán se ha negado a dialogar con ellos, “no a la confrontación con el alcalde, queremos un lazo de diálogo en el que se logren beneficios para los trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo”, expresó Enrique Baranda Atrisco, uno de los empleados.

Aseguraron que el alcalde los ha amenazado con despedirlos si continúan con las protestas, y lamentaron que con la protesta del martes no consiguieron un incremento salarial ni la nivelación de los aguinaldos. 

Dijeron que se buscará un proceso de pláticas con el alcalde y, de no haber respuesta positiva a sus dos demandas en los días que restan de esta semana radicalizarán sus protestas y movilizaciones.