CIUDAD DE MÉXICO, 4 de julio de 2019.- En el Centro de Mando de la Policía Federal en Iztapalapa permanece la toma de agentes inconformes y de familiares, quienes han convocado a un paro nacional de la corporación como medida de protesta ante presuntas violaciones a sus derechos laborales en el proceso de transición para ingresar a la Guardia Nacional.

En la base de la corporación, familiares de los efectivos se ubican afuera del inmueble con pancartas en apoyo, mientras que las puertas del cuartel se encuentran bajo el control de los uniformados.

Poco a poco comienzan a llegar los policías, quienes han sido convocados para definir las acciones que tomarán en el que será el segundo día de protestas. 

A las 11 horas, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo dará una conferencia sobre la situación que enfrenta la institución y la estrategia para buscar llevar a la mesa de negociación nuevamente a los inconformes.

Sigue la nota aquí.