ZIHUATANEJO, Gro., 18 de enero de 2019.- Industriales de la Masa y la Tortilla del municipio amagaron que en menos de un mes incrementarán el precio de la tortilla, en caso de que no se dé reversa al alza de la harina Maseca y pidieron al gobierno federal no iniciar una cacería de brujas por esta medida.  

En conferencia de prensa, el presidente de la Unión de Industriales de la Masa y la Tortilla de Zihuatanejo José Manuel Sánchez Espino externó que a principios de 2018 se dio el aumento de 500 pesos por tonelada de harina.

Posteriormente a mediados de ese mismo año, el incremento fue de 400 pesos por tonelada. Mientras que hace unos días, se les informó de un nuevo cambio de precios y ahora tendrán que pagar 600 pesos más por cada tonelada de harina que adquieran proveniente de la empresa Maseca.

Sánchez Espino consideró injustificado el incremento que inició Maseca y que posteriormente podrían adoptar las harineras Minsa y Maximasa, ya que la primera, fija los precios del producto a nivel nacional. Detalló que los combustibles, servicios y productos han ido a la baja en los últimos meses, por lo cual los Industriales de la Masa y la Tortilla no se explican el porqué de los aumentos.

En caso de que continúe el precio de Maseca como hasta ahora, el kilogramo de tortilla pasaría de costar 19 a 21 pesos en menos de un mes.

En el mismo sentido, el secretario de los Industriales de la Masa y la Tortilla de Zihuatanejo Fernando Leyva llamó al gobierno federal a que interceda en dependencias como la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), ya que cuando se da un incremento en la tortilla siempre inician una cacería de brujas.

Ambos entrevistados externaron que el 50 por ciento de las tortillerías del municipio se abastece del producto de la harinera Maseca, la cual abarca la mayor parte del mercado nacional.