CHILPANCINGO, Gro., 23 de julio de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores detalló que durante su reunión con el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, se habló de un reforzamiento en la seguridad de algunas zonas del estado, especialmente de Acapulco, el cual espera que se aplique.  

En entrevista al concluir la entrega de vehículos a la Fiscalía General del Estado (FGE), Astudillo Flores informó que en la reunión llevada a cabo el lunes en Ciudad de México, informó directamente del asesinato de cinco personas al interior del bar Mr. Bar en la avenida Costera del puerto. 

Indicó que la reunión duró una hora y fue amplia, conveniente y oportuna y que, entre otras cosas, le habló también de los bloqueos carreteros que han provocado los problemas en la distribución del fertilizante. 

En la entrevista y en su discurso ante trabajadores de la Fiscalía, el gobernador expresó que acontecimientos como el multihomicidio en un bar de la Condesa, colocan a Guerrero como un estado que vive en violencia permanente, a pesar de que los indicadores de homicidios estén a la baja. Reiteró que los índices de este delito han disminuido, pero con lo acontecido en Acapulco los buenos números se empañan.  

El gobernador reconoció que “no vivimos en un paraíso” y que Guerrero es complejo, lo que obliga a la Fiscalía a hacer un trabajo esforzado y entregado. Afirmó que es una corporación sujeta a muchas críticas, pero que ha dado resultados, y convocó a cerrar filas para lograr mejores condiciones de paz y seguridad para la sociedad guerrerense.  

En otro tema, mencionó que el lunes también habló por teléfono con el secretario de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, a quien le pidió que intervenga personalmente en el programa de fertilizante, pues no es conveniente que se maneje todo a control remoto desde Ciudad de México.  

Comentó que de manera textual le expresó “le pido que le ponga atención al asunto porque nos está colocando al estado en una situación que no estábamos así y la verdad es que los guerrerenses no tenemos por qué sufrir una serie de acciones que no dependen de nosotros”, a lo que el funcionario federal le respondió que intervendrá.  

El mandatario dijo no tener el dato del porcentaje de fertilizante que se ha entregado, pero aseguró que la distribución continúa, aunque de manera muy lenta.