ACAPULCO, Gro., 2 de febrero de 2020.- Con la finalidad de coadyuvar en la prevención y combate de las adicciones, inhibir la comisión de infracciones y delitos, y garantizar servicios de atención, tratamiento y rehabilitación, las Comisiones Unidas de Salud y de Presupuesto y Cuenta Pública analizan una iniciativa de Ley para la Prevención de las Adicciones, la Rehabilitación y la Reinserción Social para el Estado de Guerrero, presentada por el diputado Moisés Reyes Sandoval.

De acuerdo con un boletín, la Ley en mención busca, además, impulsar mecanismos para capacitar, certificar y vigilar a toda persona involucrada en la prevención, tratamiento, rehabilitación, reinserción social y control en materia de adicciones; establecer requisitos obligatorios para todo establecimiento encargado de atender algún tipo de adicción; crear los instrumentos legales que permitan proteger a la ciudadanía en general, especialmente a los niños y jóvenes, y reactivar la convivencia familiar.

El diputado Moisés Reyes (Morena) reseñó que en Guerrero los porcentajes registrados están dentro de la prevalencia nacional: el 35.2 por ciento inició su consumo de drogas entre los 13 y 14 años; el cinco por ciento de los estudiantes de primaria ha probado cualquier droga alguna vez en la vida, y por lo que hace al tipo de droga, el 4 por ciento consume mariguana, el 2.9 por ciento inhalables y el 2.5 por ciento otras drogas.

“Esta información nos muestra la urgente necesidad de diseñar mejores y más articulados instrumentos, mecanismos y acciones de atención contra las adicciones, pues es evidente que el problema afecta gravemente a los jóvenes y sobre todo a los más necesitados, en todas las entidades, pero con mayor apremio en las zonas turísticas y marginadas del estado de Guerrero”, enfatizó el diputado.

De aprobarse esta Ley para la Prevención de las Adicciones, la Rehabilitación y la Reinserción Social, se establecerán las atribuciones entre el Gobierno del Estado y los Municipios, así como el Poder Judicial, la Fiscalía General del Estado y las secretarías de Salud y de Educación del estado de Guerrero, entre otros.