CIUDAD DE MÉXICO, 13 de noviembre de 2019.- El ex presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, narró su travesía y contratiempos para poder salir de su país rumbo a México para recibir asilo político y reiteró que se ha confirmado el golpe de Estado.

Minutos antes del mediodía de este martes, Morales pisó suelo mexicano luego de una serie de trabas en países por donde el avión de la Fuerza Aérea Mexicana debía cruzar o cargar combustible, y que finalmente se logró con el apoyo de Argentina.

“Yo no tengo ningún problema, vengan a verificar si hubo o fraude o no, entre ellos la OEA”, apuntó sobre la revisión del proceso electoral con el que pretendía seguir, luego de 12 años, en el Poder Ejecutivo de Bolivia, y tras las observaciones de la Organización de Estados Americanos (OEA).

A 24 horas de haber pisado suelo mexicano, aseguró en una conferencia de prensa en Ciudad de México, que durante las elecciones de su país hubo una “conspiración política” porque amedrentaron a bolivianos para votar en contra de sus opositores.

Dijo que tras la llegada formal de la segunda vicepresidenta del Senado de Bolivia, Jeanine Áñez, quien este martes asumió la Presidencia interina de ese país sudamericano, se hace evidente la acción golpista de sus opositores.

“Con esa se confirma un golpe de Estado… anunciaba que paren estas agresiones a familias, en Cochabamba saquearon mi casa, saludo a los vecinos que frenaron el incendio porque estaban listos para quemar”, apuntó.

Evo Morales reconoció que confiaba en que emitiendo su renuncia se pacificaría la situación en Bolivia, pero lamentó que el reporte que tiene es que se registraron al menos cuatro muertos, por lo que esto abonó a su decisión de salir del país.

La nota aquí.