CIUDAD DE MÉXICO, 3 de septiembre de 2020. — El próximo Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del 2021 viene ajustado por los estragos que ha dejado la pandemia del coronavirus, sin embargo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que se garantizan los recursos para Salud, Educación y Bienestar.

Durante la conferencia matutina de este jueves en el Palacio Nacional, el Jefe del Ejecutivo anticipó que los recortes más significativos están en el gasto corriente, pero no se despedirán a trabajadores del Estado.

“Para tender fundamentalmente lo básico, que no le falte a la gente sus apoyos, que se cumpla lo que ya establece la Constitución en pensiones, becas, atención médica, medicamentos gratuitos, pensiones para discapacitados, no sólo se mantenga sino que aumente, eso lo vamos a garantizar”, apuntó en el Salón Tesorería.

“Donde hay disminuciones, en el gasto corriente de manera considerable, y estamos también recogiendo todo el dinero que se manejaba en Fideicomisos, estamos esperando a que en la Cámara se apruebe para que esos fondos los concentre Hacienda y sirvan para contrarrestar el déficit, se utilicen para que tengamos suficiencia presupuestal”, agregó.

Destacó además que en abril de 2021 el Banco de México debe reponer fondos que le corresponden a la Federación.

“Con la depreciación del peso, se negó a adelantarlo… pero el 9 (de septiembre) que esté aquí el secretario de Hacienda (Arturo Herrera) se va a dar a conocer todo en cuanto a déficit y lo que se espera para el próximo año”, señaló.

Más información aquí.