CHILPANCINGO, Gro., 22 de abril de 2018.- Dirigentes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) anunciaron su reorganización y medidas necesarias para brindar seguridad a la población y ante nuevos ataques del crimen, como ha ocurrido en su zona de influencia en este municipio.

Luego de una asamblea en días pasados, los dirigentes ofrecieron una conferencia de prensa en donde hicieron el recuento de los ataques sufridos de noviembre de 2017 a la fecha, en los poblados del Valle del Ocotito, en donde han tenido saldos de muertos y heridos.

El asesor de la UPOEG en Chilpancingo Norberto González Valente dijo que queda claro que son ataques contra la organización pues reveló que el más reciente, registrado en El Tejocote, donde fue asesinada una mujer embarazada y su hija, fue contra un integrante de esa organización de quien no saben de su paradero.

Detalló que ese mismo integrante había resultado herido en la emboscada que sufrieron por la Autopista y añadió que anteriormente vivían en Izotepec de donde se mudaron a Buena Vista de la Salud por la misma violencia y tras el ataque se refugiaron en El Tejocote, en donde finalmente fueron atacados cuando iban a consulta por el embarazo.

Informó que de acuerdo con las autoridades el grupo que pretende ingresar son Los Ardillos y creen que se debe a que esa vía es una de las más importantes y la ocuparían para el trasiego de droga. “La organización (UPOEG) a cualquier grupo le va a estorbar porque ese es su negocio y somos un estorbo para ese tipo de organizaciones”, expresó.

No descartó que existan personas que tienen vínculos con esas organizaciones, algunos por ser familiares, otros simpatizan por amistad con esas personas y otros por haber recibido dádivas.

Asimismo rechazó que haya personas que estén obligadas a trabajar para ellos pues, dijo, cuando alguien de la región se siente presionado o amenazado han buscado apoyo y se busca la manera de remediar la situación.

Entre las acciones como parte de la reorganización, la UPOEG buscará concientizar a las personas para que dejen a un lado el miedo pues, dijo, eso origina que no se actúe y no se denuncie. “Tenemos que defendernos todos, nos queda bien claro que las instancias de gobierno no han tenido la suficiente capacidad a la ola de violencia que se vive en Chilpancingo; nos queda claro que tenemos que contribuir como organización y ciudadanos, todos para ayudar a las instituciones eso nos queda muy claro”, puntualizó.

En la conferencia estuvieron presentes también el coordinador estatal de la UPOEG y comisario de Mohoneras Juan Teodoro, el coordinador municipal y comisario de Ocotito Fernando Rosales, entre otros dirigentes.