ZIHUATANEJO, Gro., 4 de junio de 2019.- El vocero de la Comisión Federal del Electricidad (CFE), Raúl Gómez informó que la mayor parte de los apagones registrados en la región de Costa Grande se han originado por contaminación salina en las líneas de conducción.

En entrevista explicó que las fallas en el servicio eléctrico también son efecto de las primeras lluvias. “Cuando hay precipitaciones acompañadas de vientos, se dan fallas en la red de distribución porque el cableado está expuesto al medio ambiente. En los últimos días se han presentado ramas caídas y descargas atmosféricas que han generado afectaciones”.

Sin embargo, enfatizó que el principal causante de los apagones es la contaminación salina, ya que la infraestructura de la CFE está cerca del mar, se presenta un fenómeno por el depósito de sal en el cableado, por lo que al momento de que llueve, la sal conduce electricidad, lo que genera desperfectos.

Pero una vez que las líneas se lavan y la sal desaparece, el efecto termina y también ya no se presentan cortes en el suministro del servicio. “La ciudadanía puede estar tranquila porque la mayor parte de las fallas están asociadas a esta contaminación salina”.

Agregó que en el caso de Zihuatanejo, tienen a 56 trabajadores bien equipados que dan servicio y mantenimiento a las líneas de conducción, por lo que se tiene la capacidad de respuesta.