CHILPANCINGO, Gro. 30 de noviembre de 2014.- Cinco cuerpos desmembrados y calcinados fueron encontrados el Apia de ayer en una camioneta en el municipio de Chilapa de Álvarez.

 

Fue a las 20:45 horas del sábado cuando el puesto de mando de la Policía Preventiva Municipal recibió una llamada de Protección Civil Estatal, en la que les alertaban sobre una camioneta cargada con hojas de milpa incendiándose a la altura del crucero de Acatlán.

 

Los guardianes del orden acudieron al lugar y encontraron una camioneta blanca del tipo Nissan Pick Up blanca (con placas de circulación 4715 FMC, del estado de Guerrero) y en cuya caja hallaron cinco cuerpos desmembrados, posteriormente cubiertos por hojas de maíz secas a las que se les prendió fuego.

 

El lugar fue acordonado por elementos del Ejército y las policías Estatal y Preventiva inmediatamente. Fue cerca de las 23:00 horas que, tanto el agente del Ministerio Público y como los peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) llegaron a la escena para realizar las pesquisas pertinentes.

 

El hallazgo de los cinco cuerpos ocurre tres días después de que presuntos sicarios del grupo delictivo Los Ardillos plagiaran a cinco hombres en el poblado El Jagüey (tambien perteneciente al municipio de Chilapa).

 

Los desaparecidos son Vicente Apreza García, empresario de la construcción; los arquitectos Jesús Romero Mujica y Mario Montiel Ferrer y los hermanos comerciantes Hugo y Alejandro Díaz Navarro.

 

También el pasado jueves 27 de noviembre, presuntos sicarios del cártel de Los Rojos abandonaron 11 cuerpos decapitados (aún no se encuentran las cabezas) y semicalcinados en el municipio Chilapa, todo ello en compañía de una manta donde se indica que los cuerpos pertenecen a integrantes del grupo delictivo Los Ardillos.

 

La escalada de violencia que ha dejado un saldo de 16 cadáveres en este municipio indígena presuntamente se debe a la confrontación entre ambos cárteles: Los Rojos (afincados en Chilapa) y Los Ardillos (empoderados en el vecino municipio de Quechultenango).

 

Hace sólo unos días y en conferencia de prensa, fue el propio alcalde de Chilapa, Francisco Javier García González, quien reconoció que su gobierno fue sobrepasado por la delincuencia organizada y recriminó la falta de apoyo del gobierno federal, que meses atrás fue alertado de la crisis de inseguridad que se vive en esta zona a causa de la guerra entre cárteles.