CHILPANCINGO, Gro. 29 de noviembre de 2014.- Un grupo armado se llevó por la fuerza a cinco hombres, entre ellos un empresario constructor y dos arquitectos que ejecutaban un proyecto del programa Escuelas de Calidad, en una zona marginada del municipio de Chilapa de Álvarez controlada por la delincuencia que opera impunemente.

De acuerdo a lo publicado por Proceso, el hecho se registró el pasado miércoles 26 de noviembre en las inmediaciones del poblado de El Jagüey, lugar colindante con el municipio de Quechultenango donde sicarios al servicio de Los Ardillos y Los Rojos mantienen una brutal confrontación que se ha recrudecido esta semana y ha dejado durante este año al menos 18 desaparecidos y varias personas asesinadas.

Los familiares de las víctimas acusaron al presidente del Congreso, el diputado local del PRD, Bernardo Ortega y sus hermanos Celso y Antonio, identificados por autoridades federales como líderes del grupo delictivo Los Ardillos, de ser los responsables de la desaparición de estas personas.

También, los familiares de las víctimas acudieron ante autoridades ministeriales de la PGR y la Fiscalía estatal para que realizaran la búsqueda de los desaparecidos, pero hasta el momento se niegan a actuar argumentado que “temen ser emboscados” en esa zona controlada por la delincuencia, dijo el empresario José Díaz.

 

Lee la nota completa aquí: http://www.proceso.com.mx/?p=389419