CIUDAD DE MÉXICO, 21 de agosto de 2016.- Para el gobierno mexicano, Jesús Alfredo Guzmán Salazar no sólo sigue desaparecido, sino que ha intensificado su búsqueda, bajo la presunción de que está con vida y se encuentra en el estado de Jalisco. La tarde de este domingo arribaron a Puerto Vallarta alrededor de mil miembros del Ejército, con la misión de reforzar la seguridad de la población e intensificar la localización del hijo de Joaquín El Chapo Guzmán.

Fuentes federales consultadas por Quadratín México expresaron su rechazo categórico a las versiones sobre la presunta liberación del vástago del prominente criminal.

Añadieron que existen bases técnicas y científicas para descartar la posible puesta en libertad del hombre secuestrado hace una semana, junto con cinco acompañantes.