ACAPULCO, Gro., 18 de octubre de 2021.- El vicepresidente de Torex Gold en México, Faysal Rodríguez Valenzuela destacó que los impuestos pagados por Minera Media Luna (MML) a la federación este año, ascienden a mil 400 millones de pesos, monto que sería invertido en la entidad mediante el Fondo de Minería si no hubiera desaparecido el año pasado.

Durante su disertación Proyectos sostenibles en la industria minera, presentado durante el segundo Seminario para Periodistas, Rodríguez Valenzuela comentó que buscan que tales recursos sean invertidos en Guerrero, por lo que esperan reunirse con la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, en el desarrollo de la XXXIV Convención Internacional de Minería, la cual comienza este martes.

El también gerente general de Media Luna, destacó que la empresa ha pagado ocho mil millones de pesos en impuestos y en aportaciones para el extinto Fondo Minero, recursos invertidos en los municipios de Cocula y Eduardo Neri, con montos de los cuales no proporcionó detalles pero, fueron generados desde que fue abierta la mina, y que la federación tiene pendiente ejercer aquellos pagados durante 2018 y 2019.

Faysal Rodríguez adelantó que la presidenta ejecutiva de Torex Gold, Jody Kuzenko hará el anuncio formal de una nueva inversión en Guerrero y, de la cual mencionó que es similar a la que comenzó con el proyecto Limón-Guajes, que permitió establecer a Guerrero como el quinto productor de oro del país.

Hizo una amplia exposición acerca de las acciones que realiza la empresa en diferentes sectores, así como los proyectos planteados para 2022 en diferentes comunidades.

Entre otros, mencionó la adquisición para el próximo año, de una congeladora para pescado en Nuevo Balsas, en inversión conjunta con el municipio de Cocula y que beneficiará a los pescadores del embalse El Caracol.

En materia de salud, habló de la rehabilitación de dos casas de salud, una localizada en Nuevo Balsas y que cuentas con un espacio para pacientes con Covid 19; y otra en Real del Limón, inaugurada el mes pasado.

Habló de las acciones en los sectores educativo, la paridad laboral y en puestos directivos y gerenciales, los programas de saneamiento de agua, monitoreos en aire, agua y suelo, así como la Contraloría social que representa la vigilancia de quienes habitan en las comunidades, respecto al cumplimiento de los compromisos que la empresa canadiense adquiere con ellos y ellas.