HUAZOLOTITLÁN, Oax., 6 de mayo de 2018.- El síndico procurador Gonzalo Vázquez Jiménez fue asesinado a balazos a 50 metros de la casa del presidente municipal priísta Gilberto Sánchez Sánchez.

El crimen ocurrió el pasado 30 de abril a las 10 de la mañana, pero inexplicablemente no había trascendido a la prensa local y nacional.

Chalo Vázquez, como fue conocido, era un indígena ñuu savi (mixteco), reconocido activista y defensor de esa cultura, militante del PRI y crítico de las políticas internas de su partido. Mantenía diferencias con otros miembros del tricolor, según afirmó una fuente que pidió el anonimato.

También era conocida la cercanía que mantenía con el actual presidente municipal priísta y candidato del PRI que busca la reelección, sobre quien pesan señalamientos de corrupción en su contra. La víctima era “su mano derecha”, aseguran en la cabecera de este municipio.

Militantes del PRI indicaron que 24 horas antes de su muerte, el hoy occiso había participado en una reunión organizada por el presidente municipal, que se realizó en la cancha municipal de barrio Nucahua, en la que también participó la candidata del PRI a diputada federal por el distrito 9, Mirian Liborio.

El también alcalde constitucional, una especie de procurador en la nomenclatura municipal oaxaqueña, recibió tres balazos en la espalda por un tirador solitario que después de asesinarlo se fugó con toda tranquilidad del lugar, sin que la Policía Municipal interviniera.

El cuerpo con vida del líder indígena priísta estuvo al menos una hora tirado en la calle sin recibir auxilios médicos.