COCHOAPA EL GRANDE, Gro., 23 de julio de 2014.- Integrantes del Sistema Estatal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres se reunieron en Cochoapa el Grande de la región de la Montaña, con mujeres y representantes de organismos no gubernamentales.

Según un comunicado de prensa, durante el encuentro, que tuvo como tema principal la interrupción legal del embarazo, se habló de las competencias que tienen las diferentes instancias en el sistema.

Los representantes de las dependencias que integran el sistema informaron a las asistentes sobre los derechos de las mujeres, y además les explicaron los servicios que pueden brindarles las instituciones para darles asesoría, orientación y atención a sus necesidades, principalmente en temas de cualquier tipo de violencia.

Como no todas las mujeres asistentes a la reunión hablaban español, toda la plática fue traducida a su lengua materna, el tlapaneco, por una traductora, quien a su vez hizo la interpretación al español de las participaciones de las mujeres que externaban sus inquietudes.

Posterior al encuentro, se realizó una reunión con un grupo de diez mujeres indígenas, en la Sala de Cabildo, quienes dieron testimonio sobre los casos de interrupción del embarazo en sus localidades, para brindar información al Sistema sobre cómo se vive en la Montaña con ese problema.

En la reunión, los integrantes del Sistema preguntaron a las mujeres, sobre si se practicaba la interrupción del embarazo en sus comunidades, cómo se realizaba, por qué lo hacían, y si presentaban complicaciones para la salud de las mujeres.

Las mujeres expusieron que la interrupción del embarazo sí se práctica en la Montaña, y describieron dos casos de mujeres que se desangraron y de las cuales una de ellas murió por practicarse un aborto clandestino, y que por pena de que supieran que estaban embarazadas, no se atrevían a decir qué les había ocurrido.

Cuando se les expuso sobre la ley que estaba próxima a votarse en el Congreso del estado, las mujeres dijeron que estaban de acuerdo en que se votara a favor,

porque así prevendrían las muertes y enfermedades de las mujeres que deciden no ser madres.

Una de ellas dijo: “está bien que se apruebe lo del aborto, porque ha habido muchos problemas aquí en Cochoapa”.

A la reunión asistieron la procuradora para la Defensa de los Derechos de la Mujer, Rigoberta Román Orea; la directora de Calidad de Vida, María Teresa Rodríguez Hurtado; la coordinadora Estatal de Prevención y Atención de la Violencia Familiar y Sexual, de la Secretaría de Salud, Miriam Aparicio, y la agente del Ministerio Público de Delitos Sexuales y Violencia del Distrito Judicial de Morelos, Ofelia Blanco Martínez.

También, de la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos, Alma Rosa Merino Cortés; de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil, María Guadalupe Salgado Figueroa; del DIF Guerrero, Itzel Estrella Navarrete Jacinto; del DIF de Cochoapa el Grande, Zacarías Aguilar Mirón; la regidora de la Participación de la Mujer, Guadalupe Vázquez Rivera; de la ONG Saviyoko, Martina Sierra Ortiz, y el síndico procurador de Cochoapa, Bernardo Ponce García.