CHILPANCINGO, Gro., 17 de julio de 2020.- Un grupo de 300 normalistas de Ayotzinapa irrumpió en el Congreso local con cohetones y bombas molotov, lo que provocó que se incendiara la caseta de vigilancia, además de causar destrozos en ventanas de oficinas y la fachada de una de las entradas.

Aproximadamente a las 11 de la mañana, más de 300 estudiantes arribaron al recinto legislativo a bordo de más de cinco autobuses y llevaron a cabo un mitin, en el que reclamaron al presidente Andrés Manuel López Obrador que no haya resuelto el caso de la desaparición de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala el 26 y 27 de septiembre de 2014.

Exigieron avances en la investigación y acusaron al mandatario de sólo sobrellevar el caso y usarlo como cortina de humo durante la pandemia de Covid 19.

Tras el mitin, los jóvenes ingresaron con colchones al inmueble, lanzaron cohetones y bombas molotov, y rociaron gasolina.

La acción de los alumnos de la normal rural Raúl Isidro Burgos obligó a suspender la sesión de la Comisión Permanente del Congreso y evacuar a los trabajadores.

Al lugar acudieron bomberos municipales para sofocar el fuego, así como policías estatales para resguardar el inmueble